¿Qué le pasa a nuestro cuerpo cuando estamos mucho tiempo sin cepillar los dientes?

Además del mal aliento y la proliferación de la caries, la falta de higiene dental puede llegar a causar que los dientes se caigan.

Un día sin cepillarse los dientes

Después de 24 horas sin cepillarse los dientes,  una delgada placa comienza a acumularse entre los dientes y esta placa sirve como depósito de microorganismos en el exterior de los dientes.

En un solo día, es probable que todavía no se desarrolle ningún daño, pero si no actuamos a tiempo estas bacterias continúan proliferando y en 48 horas se iniciará cambios. Es ahí cuando aparece la halitosis.

Una semana despues

Después de una semana, el hecho de no cepillarse los dientes se convierte en un hábito y por lo tanto se sigue acumulando restos de comida y bebidas de las que se alimentan las bacterias.

Pero no sólo eso.  Después de varios días comienzan a aparecer la gingivitis, un problema de la boca que se caracteriza por la inflamación y la irritación de las encías, que pueden causar sangrado menor.

Un mes más tarde

Cuando ha pasado un mes completo sin un mínimo de higiene oral, las bacterias que habitan en la boca, que a estas alturas ya son resistentes, comienzan el proceso de descomposición.

Esto no sólo causa la inflamación y el enrojecimiento de las encías, sino que también aumenta significativamente el riesgo de caries casi inmediatamente, sobre todo cuando se consumen alimentos endulzado.

De acuerdo con el experto, a partir del mes comienzan a aparecer manchas o manchas blancas en los dientes, lo que indica la descalcificación del esmalte, que es un claro signo del deterioro que están sufriendo.

Despues de un año

Una persona que pasa 365 días sin cepillar o aplicar la crema dental en los dientes hace que su propia saliva forme cavidades y agujeros en los dientes.

La acumulación de placa se convierte en un problema menor, haciendo que las encías se inflamen, adquiriendo un color más rojo oscuro.

Una persona joven y sana es más probable que supere estas consecuencias en comparación con alguien mayor de 50 años. Además, si el adulto está enfermo o si está recibiendo algún tipo de tratamiento farmacológico, hay un alto riesgo de que los dientes comiencen a aflojarse y a caerse.

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?