Sensibilidad en los dientes. ¡Que molesto!

Si sientes un pequeño dolor o un dolor agudo en los dientes cada vez que bebes una bebida caliente o fría o comes ciertos alimentos, seguramente sufras de hipersensibilidad de la dentina.

La mayoría de los adultos presenta este problema que a menudo desaparece y vuelve a aparecer con el tiempo.

La sensibilidad dentinal es debida a la exposición de la dentina, este consta de túbulos dentinarios o canales que conectan el exterior del diente con las terminaciones nerviosas presentes en la zona central. Cuando se expone la dentina, la aplicación de un estímulo (físico, químico, térmico) es capaz de determinar una perturbación del fluido contenido dentro de los túbulos dentinarios que causan el dolor.

Esta condición se debe a dos causas principales:

  • La pérdida de esmalte
  • La retracción gingival

La  pérdida de esmalte  esta generalmente causada por:

  • Una técnica de cepillado incorrecto, un cepillado vigoroso o por estar usando un cepillo con cerdas rígidas.
  • Usar pasta de dientes con alto índice de abrasividad, como los dentífricos blanqueadores.
  • Los dientes de molienda.
  • Aumento de la ingesta de alimentos o bebidas ácidas (por ejemplo, Coca cola, cítricos) o ácidos gástricos, particularmente en pacientes con reflujo gástrico o pacientes bulímicos o con problemas de anorexia, lo que da como resultado una erosión en el esmalte.

La  retracción gingival  se debe también a:

  • Un cepillado incorrecto.
  • El uso incorrecto de hilo dental.
  • Inflamación de las encías, especialmente presentes en los pacientes con mala higiene oral.

En lugar de hacer un autodiagnóstico es importante ponerse en contacto con su dentista o higienista dental, que es el que tiene que identificar el problema y descartar otras posibles causas de dolor (como caries, fracturas dentales, infiltrados de restauración), también reducirá este problema a través de procedimientos profesionales como:

  • Aplicaciones de un gel de flúor que pueda promover la obliteración de túbulos expuestos y fortalecer el esmalte.
  • Tecnologías profesionales (como el uso de láser).

O le dará consejos sencillos casa, tales como:

  • Usar pasta de dientes con un bajo índice de abrasividad con formulaciones específicas para dientes sensibles.
  • El uso de productos que contienen fluoruro (cremas dentales, enjuagues bucales).
  • El asesoramiento dietético: evitar los alimentos y bebidas ácidas.
  • La higiene oral adecuada: cepillarse los dientes correctamente, utilizando cepillos de dientes con cerdas suaves y evitando pastas dentales blanqueadoras.

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?