Elevación de seno maxilar.

ELEV

La elevación de seno maxilar es uno de los procedimientos de aumento óseo que con mayor frecuencia se aplica en el tratamiento de la reabsorción maxilar. Es una técnica quirúrgica de relativa dificultad ya que  precisa de destreza en el despegamiento de la membrana de Schneider, que con  frecuencia es perforada durante su elevación. Su ruptura puede implicar complicaciones como sangrado, sinusitis o pérdida del injerto.

La elevación de seno maxilar es una técnica que se usa cuando no existe la suficiente altura de hueso natural en el paciente, usando sustancias Oseas que con el paso de los meses regeneran y se convertirán en hueso en el hueco que hayamos rellenado.

Esta cirugía se hace a la altura de los premolares y molares superiores, levantando la membrana con cuidado para no rasgarla y poder colocar el hueso artificial que se mezcla con hueso natural del paciente  para su mejor regeneración.

Esta técnica es utilizada para colocar los implantes osteointegrados en el paciente, en un sitio donde de forma inicial seria imposible si carece de altura suficiente. Para que los implantes puedan ser integrados en el hueso necesitan una altura mínima de 10mm de altura para que el implante quede bien integrado, pero con una altura de 5mm la estabilidad primaria y el injerto de hueso artificial  podremos colocar implantes osteointegrados con un grado muy alto de éxito en el tratamiento.

 

Para que la técnica resulte satisfactoria se utilizan también membranas de regeneración para que el hueso artificial quede fijado en le sitio donde necesitamos y el éxito esté asegurado.

La colocación inmediata de implantes cuando hay falta de hueso en la zona posterior del maxilar superior, se puede hacer en el mismo momento de la elevación de seno maxilar.

Para ello es imprescindible que exista una altura remanente de la cresta ósea capaz de otorgar una estabilidad primaria a los implantes colocados, normalmente 5 milímetros.

Cuando la altura no llega a tener los 5 milímetros de altura mínima, lo mejor es hacer la cirugía de dos veces. Primero se realizará la técnica de elevación de seno maxilar y en un plazo de 2 a 6 meses podremos realizar la cirugía de implantes osteointegrados. Así aseguramos el éxito de nuestro tratamiento.

 

 

¡COMPÁRTELO!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

¡COMPÁRTELO!

¡Compártelo!

También te pueden interesar…

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Últimos post

¿Empezamos el cambio?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.

Queremos ayudarte
¿Te llamamos?

¡Deseando conocerte!

Te llamaremos en breve para fijar tu próxima visita a la clínica.

¿todavía no nos sigues?