EstéticaBlanqueamiento dental con láser

El blanqueamiento dental es una de las causas más frecuentes de consulta estética y se ha convertido en uno de los tratamientos de estética dental más demandados del mercado. Se trata de una técnica basada en un proceso químico que aclara la pigmentación de la superficie del esmalte y con la que se obtienen resultados casi desde el primer día.

Hoy en día existe una amplia oferta de tratamientos ambulatorios que, mediante el uso de un agente blanqueador, prometen muy buenos resultados. Sin embargo, por ley la concentración de peróxido de hidrógeno (composición de los productos blanqueadores) de los artículos que se venden al usuario no puede ser mayor a 0,1 lo que no los hace muy eficaces. Además, cabe recordar que el blanqueamiento dental es un procedimiento odontológico que debe ser supervisado por un profesional.

Entre las opciones que ofrecen las clínicas dentales, una muy interesante es el blanqueamiento dental con láser. Se trata de una de las técnicas de blanqueamiento más modernas y eficaces que existen en la actualidad. En este post te contamos en qué consiste el tratamiento dental con láser y cuales son sus ventajas.

 

¿Qué es el blanqueamiento dental láser?

El blanqueamiento dental con láser es un proceso que consiste en la aplicación de un gel blanqueador que se activa con la radiación de un láser. Este láser, por sí mismo, no tiene ninguna acción blanqueante, sino que activa el gel calentándolo y haciendo que funcione más rápido y con mayor eficacia.

Actualmente, muchos profesionales optan por emplear lámparas de luz fría, luz LED, que suele provocar menos molestias en términos de sensibilidad dental al no calentar tanto los dientes.

 

¿Cómo es el blanqueamiento dental con láser?

Como en cualquier tratamiento odontológico, el primer paso que debes hacer es visitar a tu dentista para que te realice una revisión bucodental. Este tipo de tratamientos están desaconsejados en aquellos pacientes que no tengan una buena salud oral. Por ello, en esta revisión el odontólogo examinará el estado de tu boca. En caso de que tengas cualquier enfermedad periodontal (periodontitis o gingivitis) o cualquier otra afección, lo primero será tratarlas.

Una vez que todo esté en orden, el profesional te realizará una limpieza bucodental para eliminar todo el sarro y cúmulo de bacterias en la boca. Posteriormente podrás empezar con tu clareamento dental láser. Durante el proceso, el especialista tomará unas fotografías para conocer el estado del esmalte antes de empezar el tratamiento. Después colocará unos separadores y aislará las encías con gel polimerizante para evitar que el agente blanqueador entre en contacto con las mucosas y las irrite.

A continuación, pondrá el agente blanqueador en los dientes y posicionará la lámpara de luz fría en dos ciclos de unos 10 minutos cada uno. Terminado esto, se limpiarán los dientes para eliminar los restos de producto blanqueador y gel.

 

Ventajas del blanqueamiento láser dental

Ahora que conoces más en profundidad en qué consiste este tratamiento, te habrás dado cuenta de que optar por el láser para un blanqueamiento dental tiene muchas ventajas. Aquí te enumeramos algunas de ellas.

 

Es un tratamiento mínimamente invasivo y no doloroso.

Se emplea la última tecnología, lo que hace que el tratamiento resulte indoloro y no sea necesario utilizar anestesia. Sin embargo, los pacientes que padezcan sensibilidad dental deberían consultarlo antes con su dentista para ver si es aconsejable que utilicen este método.

 

Los resultados empiezan a verse desde el primer día.

Con tan solo una sesión podrían empezar a notarse los dientes más blancos y brillantes. Además, gracias al empleo de la luz fría, se consiguen mejores resultados y se prolonga su duración.

 

No daña el esmalte de los dientes.

El blanqueamiento limpia la superficie del esmalte retirando los pigmentos que se han impregnado en los dientes. Una vez realizado el tratamiento, el esmalte queda intacto.

 

Ayuda a mejorar la salud bucal.

Normalmente, los pacientes que se someten a este tipo de tratamientos tienden a cuidar su higiene dental para conseguir alargar los resultados.

 

Mejora la imagen y la autoconfianza.

La sonrisa es una de las partes más importantes de la cara y una de las zonas que más tendemos a querer mejorar. Una sonrisa blanca y brillante aporta luminosidad al rostro y aumenta la confianza y seguridad en uno mismo.

 

¿Cómo cuidar tus dientes después del tratamiento?

Lo más importante, tanto si te has realizado un blanqueamiento dental como si no, es mantener una buena higiene bucal. Además, vigila el tipo de dentífrico que utilizas, es preferible evitar los que lleven pigmentos que puedan colorear el esmalte.

Otro consejo que puedes seguir los días posteriores al tratamiento, es evitar bebidas y alimentos con color oscuro como café, té, vino, chocolate… ya que estos días los dientes están más receptivos a la pigmentación. También es aconsejable no fumar.

 

Blanqueamiento dental con láser en clínicas especializadas

En clínicas dentales Jorge Mato queremos que siempre luzcas la mejor de tus sonrisas. Por eso, si estás pensando en someterte a un blanqueamiento dental para mejor la tuya, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te informaremos sobre todo el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario